viernes, 19 de octubre de 2012

Estrujen sie Deutsch







20.30 de la tarde, con la estación de Nuevos Ministerios abarrotada. Gente de todos los pelajes, colores y tamaños esperamos la apertura de puertas del convoy  de la línea Circular. Una vez acomodados, cada uno con su trocito de barra, me llama la atención algo, no sé qué, hasta que poco a poco caigo en la cuenta.
-¡Hombre! Señor Rajoy…no esperaba encontrarlo por aquí. Bueno ni en otro lado, pero en el Metro…es algo inesperado, venir un día a Madrid y…
 -Shhhhh. por favor,  sea dishcreto. ¿Qué tiene de casual? Voy a Moncloa y yo me encuentro todosh losh díash con gente que no conozco y no lo veo anormal. ¿Hubiera ushted preferido a Ronaldo?
-No. No sabría qué tipo de conversación habríamos tenido. Pero con usted sin embargo me surgen cosas que en un día como hoy y con la Huelga General  que le están montando…
-Ushted cree que al final la harán ¿verdad? –me preguntó con semblante compungido-.
- Me temo que sí Mariano. ¿Le puedo llamar Mariano?
-Ya lo ha hecho ¿pero cómo me ha conocido? Eshta shudadera…
-Aunque lleve sudadera, capucha y gafas oscuras…quiere decir ¿verdad? Todo el mundo lo conoce hombre, lo que pasa es que a día de hoy y pese a su ministro Wert, aún somos educados. Además va usted hablando alto, y de vez en cuando se le escapan frases en alemán.
-Vaya hombre…y yo que penshaba que llevaba el camuflaje perfecto –dijo con tono contrariado-.
-¿Perfecto? –Noté que había que distender algo la conversación, por lo que opté por hacerle ver que podía confiar y soltarse- Ayer me tropecé con el Rey, venía de su Pinar y según me comentó iba de caza a la Casa de Campo. Lo noté poco hablador, no me permitió ni siquiera hacerle un chiste de catalanes. Y al preguntarle por la familia, me cruzó una mirada…que completó con un “por qué no te cayas”.
Poco a poco la conversación se fue apagando y con el traqueteo del tren noté como su mirada se perdía, supongo que pensando en esas cosas que piensan los presis que lo llevan chungo de cullons. A mí, me dio algo de pena y en una de estas que yo también me perdí, cuando me di cuenta le tenía el brazo por encima del hombro, cosa que el aprovechó para ver mi cartera. Mi pelada cartera……..
-Moncloa –dijo con tristeza- ¿Me daría ushted un abrazo?
Cómo me iba a negar…pensé. De buen agrado lo mandaría a hacer gárgaras, posiblemente éste sea de los que cada vez que me vea me pide algo más, pero…me abroché el bolsillo de la cartera y además de un abrazo, saqué el móvil, nos hicimos una foto juntos haciendo caritas raras y antes de bajarse, le di una palmadita en el culete.


PD: Ni de coña os creáis que esto es de verdad, ni que yo soy tan blando ¿eh?




            

18 comentarios:

  1. Jajaja, no, no, si hubiera sido increíble de todos modos. Pero lo más importante es que tú nunca serías tan blando.

    Un abrazo desde mi mar,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me quedé con esa ligera duda Yashira.

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Me río a madíbula batiente ¿que no es verdad? ¡venga! ¡confiesa! esto tiene toda la pinta de estar basado en hechos reales, jajaja ...¿una sudadera? ¿marca Lacoste? ... ¡ay! que creo que debes escribir otro igual pero no siendo tan blandengue.

    Estuvo bien eso de abotonar la cartera, no sea que...
    Besos Enmascarado, me hacía falta reir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuidado no te desencajes. Y todavía queda el del Rey, Laura. Si es que lo que no me pase a mí...

      Besitos.

      Eliminar
  3. jajajajajajaja
    excelente, me has hecho doler la panza de la risa!
    me quedó una duda que bien podrías haber aclarado, ya que la cosa venía en son de risa... el culete lo tenía durito o blandengue?

    abrazos Enmascarado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uhmm, buena pregunta. Ahora que lo dices, igual llevaba un culibrá.

      Abrazos escarcha.

      Eliminar
  4. Al menos no te quitó la cartera.
    Puedes estar contento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Porque anduve listo.
      Me sorprendo con mi frialdad.

      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Seria toda una sorpresa verte así tan blandengue.
    La verdad es que me he reído mucho leyéndote. Sinceramente si yo me encontrara al señor Rajo en el metro, tren o cualquier transporte público no hubiera sido tan amable créeme.

    Me quedo con el pienso luego no me dejan existir... eso si que tiene miga.
    Al final van a convertir este Estado en el país de don pin-pon que fue y que dadas las circunstancias está condenado a ser, donde la inteligencia no tiene espacio, no cabe, prima más ser un tontito que a todo dice que si. Un alguien sin cultura que ni sufre ni padece... creo que eso es lo que quieren. Ni futuro ni na...Eso solo para los ricos que pueden permitirse pagar la universidad privada.
    Porque obviamente, es más fácil manejar a una masa que no piensa que a una que te monta una manifestación en cero segundos.

    Cuanto miedo tienen a perder poder... será por eso que quieren terminar con la educación pública?
    Joder que panda de sinvergüenzas!
    Y perdóname Enmascarado, pero es que me ponen enferma.

    Venga va, ya me he callao.

    Besos mediterráneos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amiga Galita, creo que hoy Rebeca te ha tomado el lugar.

      Los que solo desde la palabra podemos actuar, no tenemos otra que usar el ingenio y como ingeniosos caballeros actuar.

      Y cómo lo cortés no quita lo valiente, a pesar del abrazo, yo en mi sitio y él, que vaya buscando a otra más fea que yo para bailar.

      Estás en tu derecho, que mientras tengamos libertad de expresión, como lluvia más o menos fina muchas de éstas le caerán.

      Besitos.

      Eliminar
  6. Hay que ver con quién te codeas, y encima así, inocentemente y por casualidad... Un diálogo fresco, divertido, y punzante a pesar de esa "blandura" que espantas como si fuera el diablo. Pero en realidad, llega más esta ironía sobre su lado humano que una crítica descarnada.
    Me voy con la sonrisa puesta. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No que va...si yo creo que son ellos los que me buscan. No sé cómo me sale este instinto maternal, pero que se vaya a pensar éste que va a tener otra igual. Verás la próxima.
      Gracias Susana, en eso consistía, en darle un microespacio de humanidad.

      Un abrazo

      Eliminar
  7. Me has hecho reir un buen rato, Enmascarado. Pero un buen rato, creeme.

    Lo de la palmada, genial.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra mucho saberlo, en los tiempos que corren es lo mejor que se puede hacer.

      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Respuestas
    1. A perfecto. Pues te toca hacer las camas.

      Besitos

      Eliminar
  9. Sonrío.

    No te quitó ni la cartera ni el móvil, pero y las llaves de casa??
    Míralo bien.
    Que esta gentuza es de la que se apalanca si les das cariño...

    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejejeje, no fui tan malpensado, pero lo tendré en cuenta para la otros.

      Besitos

      Eliminar