viernes, 23 de marzo de 2012

Lluvia de colores



Lluvia de versos, lluvia de poemas de amor, lluvia de cariño, lluvia, mucha lluvia…lluvia de pasión.
Calentita te la sirvo,
Sopita de versos, sopita de poemas de amor, sopita de cariño, sopita, mucha sopa…sopita de pasión.
No esperes a que enfríe, caliente, calentita, caliente entra rica...corazón.
Lluvia de colores, lluvia de calores, lluvia de caricias, lluvia y más lluvia…lluvia de pétalos de rosa.
Abre ya tu regalito, aún nos queda una luna hermosa y no es pecado quererse…eso es otra cosa.
Lluvia de versos, lluvia de poemas de amor, lluvia de cariño, lluvia, mucha lluvia…lluvia para mi niña hermosa.

jueves, 22 de marzo de 2012

Fábula charcañola 3 – Rap



Esta entrada requiere de cierta colaboración por su parte:

Todo consiste en metersshe dentro y para leerlo, rapear. Rapear.

Comenzaremosh practicando un poco, porque eshte mundo ya está loco,
Por tanto doblaremosh las muñecash y sacaremosh hasta el tercer dedo, porque a mí me importa un bledo.
Y losh pondremosh a circular, con losh hombrosh, palante y para atrásh. Para atrásh.

Y ya que hemosh rapeado, llega el eshtribillo, aquí te cojo aquí te pillo.
Serán solo sonidosh dubitativoshh, alargando hashta lo incongruente, para que no she entere la gente:
Eeeeeeeeeee…uhmmmmmmmmm…aaaaaaaahhh ¡ua! ¡ua! (Bis).

Ya puestosh...vamosh a comenzar.

-(Voz en off) Señor Presidente, hable usted, sea valiente, que lo quiere oír la gente.
¿Qué va a pasar con las prospecciones petrolíferas? ¿Ya se olvidó de los famosos hilitos?

-Eeeeeeeeeee…uhmmmmmmmmm…aaaaaaaahhh ¡ua! ¡ua! (Bis)
Para eso tengo al minishtro, eshperto en turishta, para que lesh siga la pishta.
(Eshte rapea  acabando shin aire y con medio farshete).
-Si al final nos jodemos el turismo, es lo mismo… vale ya de pesimismo.
Si todo se llena de hilitos, le buscamos botecitos…
Y lo vendemos a todos esos guiris blancuchos, que son muchos.

-(Voz en Off) ¿Y respecto a la huelga general? anda esto ya caliente ¿qué hará cuando vea tanta gente?
-Eeeeeeeeeee…uhmmmmmmmmm…aaaaaaaahhh ¡ua! ¡ua! (Bis)
Mucha, mucha policía , mucha mucha policiía. Pongamosh que hablo…deshde Matrixh.

-(Voz en off) ¿Qué pasa con las subidas de impuestos, que nos deja a todos parados como tiestos?
-Eeeeeeeeeee…uhmmmmmmmmm…aaaaaaaahhh ¡ua! ¡ua! (Bis)
-Yo lesh dije que no losh iba a subir, pero para eso están los minishtrosh…y no para estar todo el día en los bishtrosh.

-(Voz en off) ¿Y a los bancos, que no se quedan mancos, entre hipotecas y comisiones, ya nos tienen hasta los cojones?
-Eeeeeeeeeee…uhmmmmmmmmm…aaaaaaaahhh ¡ua! ¡ua! (Bis)
- Hashta aquí podíamosh llegar…que vinimosh a rapear. Vale ya de tantash tretash, no seáis jetash, que me tenéis hasta las tetash.
-Eeeeeeeeeee…uhmmmmmmmmm…aaaaaaaahhh ¡ua! ¡ua! (Bis)
-(Voz en off) ¿Y…?
-Shhhh, a callar, a callar, a callar.
-Eeeeeeeeeee…uhmmmmmmmmm…aaaaaaaahhh ¡ua! ¡ua! (Bis)
-Eeeeeeeeeee…uhmmmmmmmmm…aaaaaaaahhh ¡ua! ¡ua! (Bis)
(Y así hashta el final).

Moraleja: antes de enemistarte con la autoridad episcopal, reza tres padremarías y  un avenuestro dinero dónde va a parar.

miércoles, 21 de marzo de 2012

Besos con primavera


21 de marzo, día de la poesía...o así al menos es como rima la mía.
21 de marzo hizo del calendario que un día más no fuera,
Marcado por un beso mi diario, el aniversario aquí juntito...a tu vera.

Si te quiero…a veces es tu pregunta, si llegué libre y ansioso de todo afecto...
Cómo no voy a quererte, si me has dado un mundo perfecto.
Te quiero y quiero quererte como nunca, vida cariño y alegría ¿Es acaso un defecto?

Amor de tarde, amor a tiempo, amor sin quimera.
Alegría, cariño y vida, y vida para tenerte.
21 de marzo día de “El Beso”, sin más fuera.

A veces pienso…qué de mí fuera, de no haber conocido, si de ti no hubiera sabido,
si tu cuerpo no conociera...de no haber sido la respuesta a tu gemido.
De no haber servido…tanto tiempo hasta conocerte, tanto tiempo perdido.

Sin beber de tu risa, sin emborracharme de ti, sin ti…
Sin más, solo, un hueco perdido, catarsis de tu misa.
Amor que llegó con la primavera, Amor…sin más premisa.

video

sábado, 17 de marzo de 2012

Moebius, "Venise celeste"

Modestamente, me atrevo a ponerle tema a un dibujo del recientemente malogrado maestro Moebius. Fue un dibujante que marcó un momento importante no solo en mi juventud, sino que revolucionó e innovó con su estilo creando tendencia en el mundo del cómic. Hay un antes y un después de su aparición. Dicen que fue un nexo para acercar el manga a Europa y lo que sí que es seguro, influenció con un estilo futurista el estilo de rodar ciencia ficción e películas como “Alien”, por destacar un título, y una larga lista de posteriores éxitos.
A mí personalmente, me sacó de una época de “comerme” a toda la gama de súper héroes de Marvel, para comenzar a interesarme por lecturas en comics que hoy día no sé si existen, tales como “Tótem”, “Cimoc” y una emergente gama de comic del momento.
Mi particular homenaje se llama “Fijación”,  y sale de un dibujo creo que se llama “Venice celeste”. La imagen está tomada de superrandomly.blogspot.com.
Bueno, también me gustaría decir que gracias a Fernando Martínez, que propuso este homenaje, la blogosfera se va a llenar de reconocimientos a su obra.


FIJACIÓN

Hasta el último de sus días, mantuvo la esperanza de encontrar algo que el destino le apartó de su camino.
La maldición de quien no comprendió su amor, le condenó a vagar de por vida.
Hay quien dice que nunca repitió la misma alcoba, a pesar de ello siempre le hizo el amor a la misma mujer.
Entre la bruma, sobre las aguas del canal, en su huida, Venus se le muestra aún envuelta en gemidos.

viernes, 16 de marzo de 2012

El viejo sapo


El viejo sapo

Durante muchos años, Marta, tras deshojar margaritas, lloró sobre el mismo hombro.
.
- o O o -



Primavera en la charca

Desde que aparecía, la charca quedaba vacía y silenciosa.


- o O o -

martes, 13 de marzo de 2012

Rollete en el abecedario



Los puntos sobre las íes se vuelven tildes cuando las uves, insinuantes ellas, poco a poco van mutando a uves dobles.
Llegado este momento, cuando sobran puntos y tildes, todo se vuelve mayúsculo, se torna a negrita y alterna con cursiva. Se posicionan delante, detrás, encima y debajo.
Se sobreentiende, que la uve, que sabe de esto, se ha preparado previamente para evitar ser “b” durante los meses de adviento.

miércoles, 7 de marzo de 2012

Toma Falsa I


12 de la noche. Con las prisas, equivocó la puerta.
Y corrió, corrió y corrió…
En su camino pisó una mierda (puaf), dejando atrás el zapato.
Resbaló sobre un charco, despachurrando con los morros algo que la dejó  fría y viscosa.
Unos enanitos que pasaban lo vieron todo.
Tras explicar al guardia cómo sobrepasó la velocidad permitida con una… ¿Calabaza? La prueba de alcoholemia delató las copas tomadas en la fiesta.
La autoridad,  que no estaba para cuentos, solo veía como la nariz le crecía,  y decidió que en mejor lugar, la noche detenida pasaría.
Atravesando el bosque, ella, que no se fiaba, fue dejando miguitas todo el camino.
A lo lejos vio una casa color chocolate, por cuya chimenea salía un embriagador aroma y música infernal.
Ante tal escándalo y tras aporrear la puerta, asomándose por la ventana, vio como su abuelita, a la que creía enferma y en cama, retozaba cariñosamente junto a un bicho peludo con un morro que se lo pisaba.
Entre risas, fumaban un peta, de un cachito de la pared que a ella tanto le gustaba.
Tres gorrinos asustadizos, aprovecharon para contarle al guardia algo ininteligible, de soplidos y resoplidos de la vieja, o…¿era de su compañía?
No les dejaban dormir.
El guardia,  más confuso y ya harto del lío, decidió llevarles a todos a comisaría, donde con gran revuelo,  un juez, con cara de conejo, no paraba de mirar la hora repitiendo:
“¡Que desperdicio, la de perdices ricas que de la cena estoy perdiendo”!

lunes, 5 de marzo de 2012

En tus manos…mi rendida pleitesía.


Me gustaba cuando buscaba mis manos,
y encontrando su acomodo se rendía
como cachorro en busca de calor,
Cuanto más se acurrucaba, más diminuta se volvía.

Tenía esos momentos que me regalaba,
cuando la somnolencia le podía,
con estas manos, que por tiempos, veces la calmaban
 y otras en cambio, con ellas se encendía.

Le gustaba dormir en mi palma,
tan memorizada, tan conocedora de cualquier otra fantasía.
Confiada, abandonada a la calma, ronroneaba sus sueños,
mientras cauto de no despertarla, yo la mecía.

Me gustaba cuando buscaba mis manos,
manos de narcóticos y voladores momentos,
manos educadas entre los pliegues de su nuca,
entre sensaciones de pacificadas uñas escondidas.